lunes, 29 de abril de 2013

El valor de la democracia

Durante estos últimos años, no hemos dejado de oir la matraquilla de que si todos los políticos son iguales, de que si las instituciones estan corruptas, etc. Yo como defensor de la democracía, me siento irritado ante tales afirmaciones, puesto que si bien es verdad que hay políticos corruptos (lo vemos de forma diaría), también los hay honrados. En todo caso la corrupción (de todo tipo) depende de una aún mucho más mayor que es la corrupción moral, algo indisoluble del ser humano.
Pero vayamos al kid de la cuestión: es que acaso dichos políticos no son elegidos por los ciudadanos de forma libre. Es muy fácil echarle la culpa al político de turno, amparandose en que fue votado por tí, cuando le sigues votando para que cometa los mismos errores. Un ejemplo (varios, mejor dicho) lo podemos ver en las diferentes zonas del litoral español, donde la urbanización ha seguido creciendo de forma desmesurada o donde hay alcaldes que aún imputados siguen siendo elegido por los ciudadanos. Es verdad que un político con causas pendientes no debería concurrir a unas elecciones, pero, ¿por qué los ciudadanos le votan aún sabiendo su calaña moral? Ese es el gran misterio de la mente humana, capaz de votar a un corrupto o a un acosador sexual (acuerdense del pacto del PSOE con un concejal, acusado de acoso, para quitarle la alcaldía al PP en Ponferradda).
Hay que ser justo, y la Democracia es no sólo de los políticos, sino de todos los ciudadanos, los cuales tienen sus derechos, pero también sus obligaciones.
No hay que olvidar que la Democracía es el sistema menos malo creado por los hombres (lógicamente imperfecto) y evidentemente superior en igualdad y en derechos a una dictadura o a una anarquía. Lo que debemos posibilitar los ciudadanos es su mejoría, no quedarnos en votar cada 4 años y durante éstos protestar porque el político de turno lo hace mal. Hay que ser activo, hay que cuidar lo que tenemos. Que el sistema siga adelante, con Monarquía o sin ella, para que todos los ciudadanos sin distinción, nos sintamos participes de este gran valor: la DEMOCRACIA. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario