domingo, 6 de agosto de 2017

Cuando se fue la Príncesa del pueblo

Sería un 31 de Agosto de 1997 cuando tuvo lugar un accidente en el interior del Túnel de l'Alma en París. Escapando de los fotógrafos, en una carrera frenética entre coches y motos, Diana de Gales había fallecido junto su pareja Dodi Al-Fayed y el conductor del automóvil, Henry Paul. Quitando las especulaciones sobre su muerte (Más producto de mentes calenturientas o las del propio padre de Al-Fayed), lo cierto es que con la muerte de Diana Frances Spencer se iba todo un icono para su época. 


Diana pertenecía a la nobleza, siendo la cuarta hija del Conde John Spencer (que tuvo con su tercera mujer Frances Roche), criandose en Sandringham House y siendo educada en Inglaterra y Suiza. Cuando todavía estaba casado con Carlos de Gales, Diana ya había destacado por sus labores humanitarías, algo que seguiría haciendo después de su traumática, aunque cantada separación del Príncipe de Gales. 


Mucho se comentó sobre los affaire del de Gales con Camilla Parker-Bowles, la cual había sido su amor de juventud antes evidentemente de casarse con Diana. Tampoco las relaciones con la Reina fueron todo lo buenas que cabían esperarse, algo que se hizo patente cuando concedió una entrevista a la cadena pública BBC relatando todo tipo de sucesos propios de familia disfuncional. 


Mientras la fama de Diana comenzaba cada vez más a crecer, la de la Familia Real Inglesa comenzaba a decrecer en base a lo mal que se habían portado con la entonces Princesa de Gales, así como por su supuesto alejamiento del pueblo. Las obras caritativas de Diana eran muchas, así como las persecusiones de los periodistas de sociedad (los famosos paparazis). 


Muchas fueron las muestras de dolor por parte de la gente por la muerte de una mujer a la que Toni Blair, Primer Ministro inglés, no dudó en calificar como la Princesa del pueblo. Incluso, la Familia Real se echó atrás y se organizó un funeral de Estado por ella. Lo demás es historia. 

La imagen de tu vida


Candle in the Wind

No hay comentarios:

Publicar un comentario